El caballito

Este caballo “Cabeza de caballo” tiene más de dos décadas de existencia, mide 28 metros de alto, pesa 80 toneladas y sirve como adorno para cubrir un gran respiradero del drenaje profundo. Así que es una escultura que jamás podrá desprenderse de su sitio para cabalgar hacia la plancha del Zócalo o competir en alguna pista de carreras.

Justo ese color amarillo chillante fue pensado por Sebastián como una suerte de “bofetada de color” para que no fuera devorado por los muros de piedra y cristal que lo rodean y así captar la atención de una ciudad que camina a pasos acelerados.

 

EL ARQUI EN GIPHY

EL ARQUI TIENE EL INTERÉS DE DAR A CONOCER NUESTRA PASIÓN, LA ARQUITECTURA, DE UNA MANERA DIFERENTE, CURIOSA, INTERESANTE, ESE ES SU COMPROMISO.

Written by El Arqui

EL ARQUI TIENE EL INTERÉS DE DAR A CONOCER NUESTRA PASIÓN, LA ARQUITECTURA, DE UNA MANERA DIFERENTE, CURIOSA, INTERESANTE, ESE ES SU COMPROMISO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up