El cubo mágico.

Un reto, metáfora y desafío personal para muchos.

 

El Rubik, el cubo, 6 caras, 6 colores, en cada cara 9 bloques independientes, una cifra increíble se logra a través de estos números con valor mínimo.

  • 43 trillones de combinaciones posibles tiene el Rubik, 43 252 003 274 489 856 000 para ser exactos.
  • Si nos tomáramos la molestia de realizar un movimiento por segundo, nos llevaría 100,000 veces la edad del universo pasar por todas sus configuraciones posibles.
  • Fue hasta 8 años después de su creación que se celebró el primer campeonato mundial del Rubik.
  • Curiosamente el primer récord fue de 22,95 segundos para resolver el cubo.
  • En la actualidad el récord para resolverlo es de 5,55 segundos.
  • Resulta curioso que con 20 movimientos se puede resolver cualquier cubo Rubik.
  • Es el juguete numero 1 del mundo por la cantidad de ventas alcanzadas, más de 350 millones de unidades.

1 mes le tomo a su creador encontrar la solución a su propio rompecabezas, un reto para una mente creativa que nació un 13 de julio de 1944, arquitecto, escultor y diseñador, Erno Rubik crea el juguete más famoso del mundo, inicialmente un cubo de 2 x 2 con fines educativos, cuando dando clases de diseño interior decide construir un cubo para enseñarle a sus estudiantes sobre el espacio en tercera dimensión.

EL ARQUI EN GIPHY

Es interesante la marca que ha dejado y seguirá haciéndolo este juguete, reto, desafío o método educativo, uno que sin duda alguna será parte de la historia de la arquitectura rompiendo récords y quedando grabado en la historia con diseños tan únicos como el más grande del mundo que tiene 3 metros de alto y pesa media tonelada, y el más caro que está hecho de rubí, esmeralda y oro, con un costo total de un millón y medio de dolares.

Arquitecto en una ciudad donde ya no hay espacio para construir. Apasionado de la lectura, me dicen más los edificios que las personas.

Written by Edgar Martínez

Arquitecto en una ciudad donde ya no hay espacio para construir. Apasionado de la lectura, me dicen más los edificios que las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up