Arquitectura e Interiores con Galletas de Jengibre

En esta época pre-navideña solemos adornar el árbol, poner las luces, colocar adornos y sacar las mejores recetas para la cena de Navidad, hay innumerables platillos y postres para esta temporada siendo uno de los más tradicionales las galletas de jengibre, las cuales se pueden decorar y hacer de formas alusivas a las fechas decembrinas.

Arquitectura y galletas

Foto de: www.sukuladulcetradicion.com

Pero este año una empresa de galletas con sede en Londres llamada Biscuiteers, ha creado la más elaborada y extravagante mansión de galleta de jengibre. Se inspiraron en la mansión Waddesdon Manor la cual es de estilo neo-renacentista francés ubicada en Inglaterra, construida entre 1874 y 1889, que sirvió originalmente como finca de recreo para el barón Ferdinand de Rothschild, el arquitecto encargado del diseño y construcción fue Gabriel-Hippolyte Destailleur.

Arquitectura y galletas

Foto de: Prayer Walk Guides

El trabajo de esta mansión de galleta de jengibre comenzó hace 15 meses, cuando fue encargado por el National Trust del Reino Unido, una organización conservacionista británica fundada con la intención de conservar y seguir valorando los monumentos y los lugares con gran acervo cultural, como lo es la mansión.

  Arquitectura y galletas Arquitectura y galletas
Imagen de: Biscuiteers

Toda la mansión de jengibre tardó 500 horas en construirse. El edificio consta de 1.80 m de altura, se utilizaron 30 kg de mantequilla y azúcar, 240 huevos y 280 kg de hielo. No hay materiales como cartón o alambre para mantener la estructura; está hecho completamente de galleta de jengibre y glaseado. Cabe resaltar que no solo se hizo la estructura del inmueble, sino también los interiores; cada detalle de telas, estampados, madera, herrería, mobiliario e inclusive esculturas fueron hechas de galleta.

  Arquitectura y galletas Arquitectura y galletas    Arquitectura y galletas Arquitectura y galletas

Fotos de: Biscuiteers

Este proyecto realizado por “Biscuiteers”, es sin duda extraordinario, trabajo de mucha dedicación, paciencia y sobre todo pasión, un ejemplo de que el mundo de la repostería sin duda alguna puede pensarse en grande.

Apasionada de las arquitectura y el diseño, amante de los libros y melómana

Written by Karen Ramírez Juárez

Apasionada de las arquitectura y el diseño, amante de los libros y melómana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up