Basílica de Guadalupe, arquitectura que contar.

Hoy 12 de Diciembre, más que el día de la Virgen de Guadalupe en México, la arquitectura cumple con su deber, la antigua y la nueva Basílica de Guadalupe se unen para lo que están hechas, recibir y abrir sus puertas a millones de personas, cumplen con abrigar a los peregrinos, se ven sobre demandadas en su capacidad, pero su correcta arquitectura demuestra que el espacio interior está completamente ligado con el exterior, logrando dar paz a través de sus explanadas.  

Sin el desgaste de la vida cotidiana, sin cambios de moqueta o de mobiliario, sin las necesarias ampliaciones o intervenciones que provoca el uso, una obra permanecerá huérfana, o injertada en el carrusel de la preservación que hace de cada edificio una pieza en un museo de cera.

Santiago de Molina (blog)

La Basílica de Guadalupe, la nueva, es una obra que quizá concluye toda una historia arquitectónica de la zona, ya que no solo hay dos templos, aquí te contamos la arquitectura de la Villa:

En el sitio se encuentra, La Colegiata nombre que recibe la antigua Basílica. La Nueva Basílica, proyecto del arquitecto Pedro Ramírez Vázquez. La Parroquia. La Capilla del Cerrito. La Capilla del Pocito. Y por último el Templo de Indios.

PLANO BASÍLICA

Plano de localización de los edificios, 2003 Dibujo: Juan B. Artigas y Zandra Morales Godínez

Historia de la fundación de la Basílica.

Guadalupe Hidalgo es el nombre que recibió el sitio, fundado como el Pueblo de Guadalupe en 1533 a orillas del antiguo vaso del lago de Texcoco y al pie del cerro Tepeyac, en donde los antiguos mexicanos adoraban a Tonantzin (madre de los dioses). Todo nace a partir de la supuesta aparición de la Virgen de Guadalupe en el lugar. 

Fotos de: El Universal y Cuartoscuro
La Colegiata fue en un inicio una ermita en donde se colocó la imagen, después adquirió su grandeza como templo que terminó de construirse en 1709. Es de orden corintio, tiene 3 naves divididas por 8 columnas que en relación con los muros sostienen 15 bóvedas. Fue construida por el arquitecto Pedro de Arrieta, donde las cuatro torres, la cúpula y el arco poligonal sobre la puerta principal, se colocaron para así poder relacionar este templo, de manera simbólica, con el Templo de Salomón en la ciudad de Jerusalén que seguía estas mismas formas según la escritura.
  BASÍLICA ANTIGUA plano basílica antigua colegiata
Foto de:  Álbum de la coronación de la Santísima Virgen de Guadalupe. Edición de El Tiempo
La razón de crear un nuevo templo, fue que a pesar de las buenas proporciones, la capacidad de La Colegiata no fue suficiente para el numero de feligreses que asistían.
 
Continuando con los recintos de la zona, la Capilla del Cerrito se levanta en la cima del Tepeyac en el lugar que existió, primero, una cruz de madera y luego una ermita que sustituyeron el altar de la diosa Tonantzin.
TEMPLO DEL CERRITO Y LA BASÍLICA
 Foto de:  Álbum de la coronación de la Santísima Virgen de Guadalupe. Edición de El Tiempo
 La capilla llamada del Pocito de original construcción, es de estilo árabe y revestida de azulejos, se levanta al Oriente del Tepeyac y está conformada por dos plantas circulares.
POCITO Y LA BASÍLICA
 Foto de:  Álbum de la coronación de la Santísima Virgen de Guadalupe. Edición de El Tiempo

La Basílica el día de Hoy.

La Colegiata, o antigua Basílica de Guadalupe, actualmente es el Templo Expiatorio a Cristo Rey, y la nueva, su nombre oficial es Insigne y Nacional Basílica de Guadalupe.


¿Ya viste nuestra crónica sobre la Basílica de Guadalupe? Manto y Fe


¿Pero que es una Basílica?. La palabra proviene del griego y significa “Casa regia o casa real”. En arquitectura, la basílica era un suntuoso edificio público que en Grecia y Roma solía destinarse a funciones del tribunal. Años después, los cristianos aprovecharon la forma de la basílica para usarlos como recintos religiosos. Fue en 1904 que el templo recibió el nombre de basílica.

basilica romana pianta

La Insigne y Nacional Basílica de Guadalupe, fue construida entre 1974 y 1976 por el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez. Cuenta con una capacidad para 10,000 feligreses, el proyecto comprendía una nave central con un claro de 63 metros que elimina columnas intermedias evitando así, no poder ver la imagen de la Virgen de Guadalupe, dos capillas grandes, nueve pequeñas, un sótano y varios niveles para oficinas y dormitorios.

BASÍLICA DE GUADALUPE INTERIOR

Es poco conocido que el arquitecto José Luis Benlliure intervinó en el anteproyecto de la Basílica antes de Pedro Ramírez Vázquez. El proyecto debía plantearse con arquitectura de actualidad, pero que no opacase la tradicional de La Villa. Tampoco debía de recurrirse a elementos de otras épocas; estas premisas se lograron, inicialmente, con la ubicación del edificio nuevo, a un costado de la plaza, de manera que no restase protagonismo a la Colegiata ni al Convento de Capuchinas.

Anteproyecto basílica

José Luis Benlliure Galán, maqueta del anteproyecto de la Basílica sobre el Cerro del Tepeyac

Recuerdo, por ejemplo, cómo José Luis Benlliure, que no era de palabra fácil, pero sí de una mano muy hábil, mano de artista, de un plumazo y de acuerdo con la configuración del nuevo santuario, nos decía cómo le gustaría que fuese el presbiterio. En este intercambio de ideas, surgió la posibilidad de un altar superior, vuelto hacia el atrio, a semejanza de las capillas abiertas en la época colonial, por cierto muy útil para las grandes concentraciones populares.

 Monseñor Schulenburg 7

Un proyecto tan atrevido por su modernidad arquitectónica produjo inicialmente un rechazo por parte de los fieles. Era común oír decir que el edificio nuevo podía “estar bien”, pero que no era el lugar adecuado para la Virgen de Guadalupe.

Curiosidades de la Basílica.

No parece tan grande como es en realidad porque no ofrece paredes planas frontales a la vista; sus superficies curvas hacen resbalar en profundidad las miradas.

Las series de lámparas que parecen flotar en lo alto; son enormes lámparas prismáticas hexagonales cuyo tamaño real no se aprecia dada la altura en que se encuentran; están ligadas entre sí en dos series de elementos contiguos que no cierran el espacio en el centro, de manera que permiten captar la continuidad espacial.

Lámparas de la basílica

Su estructura se asemeja a una lona colgada de un poste vertical, mismo que aquí perfora el terreno a 40 metros de profundidad para apoyarse por medio de pilotes en las capas resistentes del subsuelo.  

La la imagen de la Guadalupana, que ocupa el punto focal de toda la composición; la imagen está ubicada ligeramente hacia atrás y se aprecia por encima del altar desde cualquier lugar que se observe estando el espectador dentro de la iglesia.

la virgen de la basílica

Cada año lo visitan entre 17 y 20 millones de personas, comparado con otros sitios religiosos del mundo, La Villa no tiene rival; por ejemplo, La Meca, en Arabia Saudita, recibe entre 13 y 15 millones de personas anualmente, mientras que a la Basílica de San Pedro, en El Vaticano, llegan unos 6 millones; y el santuario de la Virgen de Fátima, en Portugal, es visitado por poco más de 7 millones de turistas cada año.

La Villa, la Basílica de Guadalupe, el Tepeyac, la Virgen, la Morenita, como sea que le llames al acudir a este maravilloso sitio, su arquitectura es de admirar, 100% mexicana, y actualmente sigue dando mucho de que hablar, no dejemos a un lado otra forma de ver la arquitectura.

 

 

 

EL ARQUI TIENE EL INTERÉS DE DAR A CONOCER NUESTRA PASIÓN, LA ARQUITECTURA, DE UNA MANERA DIFERENTE, CURIOSA, INTERESANTE, ESE ES SU COMPROMISO.

Written by El Arqui

EL ARQUI TIENE EL INTERÉS DE DAR A CONOCER NUESTRA PASIÓN, LA ARQUITECTURA, DE UNA MANERA DIFERENTE, CURIOSA, INTERESANTE, ESE ES SU COMPROMISO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up